Image

Design thinking y cómo comenzar a usarlo (I)

09

jul
2015

La creatividad es un proceso complejo que requiere un sobresfuerzo de concentración y trabajo y por mucho que a la gran mayoría le cueste comprender, la creatividad no surge en la barra de un bar ni tomando cañas. La creatividad es un proceso de concentración, investigación y análisis que nada tiene que ver con los mitos sobre la misma, que se aleja bastante de personas desaliñadas y ojerosas con cierta atracción hacia los estupefacientes.

Una de las metodologías que lleva ya un tiempo en boca de todos y que viene cogiendo fuerza en los últimos años es el “Design Thinking”. No es algo que nos acabamos de inventar ya que proviene del diseño industrial y de la forma en la que trabajan los diseñadores de producto. Como decía, no es algo nuevo, ya que comenzó a desarrollarse en la Universidad de Stanford en 1970 y empresas como Apple, Google o Zara llevan años aplicándolo, así como consultoras de diseño como IDEO, uno de los grandes referentes en la materia.

Todo proceso creativo conlleva una gran labor de investigación.

Cualquier proceso de creación o de satisfacción de una necesidad es susceptible de poder aplicar la metodología Design Thinking, ya que se basa en un continuo modelo de innovación que sitúa al usuario en el centro del proceso. No tiene límites ya que al poner al usuario en el foco del proceso podemos afrontar tanto el diseño de un producto como la mejora de un proceso o nuevos modelos de negocio. Se basa en la resolución de problemas a través de la innovación que, combinado con el avance tecnológico, hace que el límite sea nuestra propia imaginación.

Como comentábamos, nos encontramos ante un proceso o una metodología y, como tal, consta de cinco etapas que no tienen por qué ser lineales, se puede saltar de una a otra, ir adelante o atrás o incluso saltarte alguna, ya que a lo largo del proceso se irá afinando y corrigiendo e incluso aparecerán puntos que ni siquiera se habían contemplado. Pero si hay algo que debe guiar todo el proceso son dos premisas: trabajo en equipo y actitud curiosa. Equipo, y cuanto más heterogéneo mejor para tener distintas sensibilidades. Y actitud curiosa para romper prejuicios y perder el miedo a equivocarnos.

1- EMPATÍA (yo prefiero llamarle Observación)
2- DEFINIR
3- IDEAR
4- PROTOTIPAR
5- EVALUAR


EMPATÍA U OBSERVACIÓN

Estamos en un proceso centrado en el usuario. Conocerlo es el primer paso y, para ello ,hay que tener empatía, no sólo con su necesidad sino con su realidad. El primer paso es observar y escuchar, ser capaces de ponernos en su lugar. Recuerda que estás resolviendo problemas de personas que no son los tuyos; genera conversación y engagement.
El estado de observación es el inicio del proceso para generar un buen modelo de empatía.

DEFINIR

En la etapa anterior debemos haber generado un montón de información que ahora toca filtrar. No es que no sea válida; es muy importante para comprender mejor pero debemos de quedarnos con aquella que sea crítica para resolver el problema. Debemos identificar las claves y sintetizar para llegar a los insights o hipótesis que nos conduzcan a innovar en la solución.

IDEAR

Comenzamos con la parte creativa y en esta etapa hay que tener pensamiento expansivo; a veces la idea más descabellada es la correcta. Debemos generar múltiples ideas, soluciones para resolver los insights o hipótesis que hemos formulado. Técnicas como brainstorms, croquis, mindmaps, storyboards… técnicas que iremos desarrollando en sucesivos posts.

PROTOTIPAR

En esta etapa materializamos las ideas surgidas en la etapa anterior. Debe de ser un elemento con el que el usuario pueda experimentar (maquetas, dibujos, diseños, procesos…). Actúa rápido, recuerda que estás ante un prototipo, no inviertas muchos recursos. Estamos testando soluciones y sobre todo no caigas en el error de “empatizar” con tu prototipo. No te involucres demasiado. Déjalo pasar. Estamos en un continuo proceso de mejora.

EVALUAR

Es el momento de probar con los usuarios si nuestras hipótesis y modo de resolver es correcto. Estamos en una etapa de prueba y necesitamos feedback y opiniones. Identificaremos fallos, carencias y mejoras. No te preocupes, es lo que estamos buscando. Recuerda que comentaba que esto no es un proceso lineal así que puede que tras esta fase tengas que retomar alguna de las anteriores y no es porque te hayas equivocado, es que estás creando y no siempre se acierta a la primera. Es más, nunca es a la primera.

En próximos posts hablaremos sobre qué técnicas desarrollar en cada una de las etapas. Si todavía no utilizas la metodología del “Pensamiento como diseñador”, que es la traducción que mejor podría definirla en español, empieza por observar tu día a día y trata de superar alguna dificultad. Desde ese momento ya estarás comenzando a utilizarla.

Autor

De pequeño quería ser Indiana Jones y en el Instituto liderar un grupo Grunge hasta que me dejaron por un moderno con flequillo y me compre un CD de Blur y otro de Oasis, corazón partido. La música amansa a la fieras por eso me gusta escucharla muy muy alta, me relaja cocinar y desde hace 5 años comparto mi vida con un ser peludo, baboso que además ocupa mi sofá y ese es mi perro Ron. A pesar de que me recuerden a Peter Pan todos los días, nunca me cansaré de soñar.
Enviar un comentario

Top